"
| Todo el Mishné Torá | El Libro de la Ciencia | Las Leyes del Estudio de la Torá | Todos los capítulos |
Capítulos : 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

Las Leyes del Estudio de la Torá

Capítulo Seis

-- , : " , " ( ,), . -- , . 1 Es un Precepto reverenciar a todo talmid Jakhamim a pesar de que no sea su Rav, como está escrito: "Ante la vejez te levantarás y honrarás al anciano" (Lv. 19:32) es quien adquirió sabiduría. ¿En qué momento debemos pararnos ante un Sabio? desde que se halle a cuatro codos hasta que pase por delante de uno.
, -- ", " ( ,), . , : ", "-- , . 2 No ha de levantarse uno delante de él ni en un baño ni en un retrete ya que está escrito: "te levantarás y honrarás " (Lv. 19:32), una honra reverencial. Los trabajadores no deben pararse ante los Talmidé Jakhamim mientras estén realizando sus tareas ya que está escrito: "te levantarás y honrarás". Así como el reverenciar no conlleva pérdida pecuniaria tampoco la honra ha de conllevarla.
, : " " ( ,)-- , " " (; ,; ,; ,; ,). 3 Uno no ha de desentenderse del Jakham para no verle y no pararse ante él, ¿de dónde lo aprendemos? aprende a decir “temerás a tu Dios” (Lv. 19:32). Respecto de todo lo concerniente al corazón está escrito: "temerás a tu Dios" (Allí y además en Lv. 19:14; Lv. 25:17; Lv. 25:36; Lv. 25:43).
[] , , , . , , . 4 No es correcto que un Jakham incordie al pueblo dirigiéndose hacia él para que deba pararse ante él sino irá por un atajo con la intención de que nadie le vea para que nadie deba ponérsele de pie. Los Sabios rodeaban, yendo por un camino exterior donde no se hallaban con conocidos para no incomodarles.
[] , , , . [] -- , , . 5 Quien cabalga es como quien anda, por ende así como nos paramos ante quien anda también lo hacemos ante quien cabalga. De estar andando tres, el Rabino estará en el medio, el mayor a su derecha y el menor a su izquierda.
-- , ; , . , ; , . , ; , . , . 6 Quien ve a un Sabio se para hasta que se le acerque a cuatro codos, una vez que haya pasado se sienta. Al ver a un Ab Bet Dín de lejos se para y no se sienta hasta que se le aleje cuatro codos. De haber visto a un Nasí se para y no se sienta hasta que él se siente en su lugar o hasta que ya no le vea; si él dispensara su honor el mismo se considerará dispensado.
, ; , . , , , . [] , , , . 7 Cuando entra el Nasí todos los presentes se paran y no se sientan hasta que él les diga: ¡siéntense!. Cuando entra un Ab Bet Dín ha de hacérsele dos hileras, una de cada lado, hasta que haya entrado y se haya sentado en su lugar, entonces los presentes se sientan en sus lugares. Al entrar un Jakham todo aquel al cual se le acerca a cuatro codos ha de pararse, parándose uno y sentándose el otro hasta que haya entrado y se haya sentado en su lugar.
-- , . , ; , . 8 Los hijos de los Sabios y los Sabios, cuando el pueblo les necesita, se adelantan a los dirigentes del pueblo y toman su lugar. No es motivo de elogio para un Sabio que entre por último; de haberle sido menester salir, regresa a su lugar.
-- , ; , . [] , , , . 9 Los hijos de los Sabios cuando tienen capacidad para escuchar se vuelven hacia su padre; de no ser así se vuelven hacia el pueblo. A un alumno que se sienta constantemente ante su Rabino no le está permitido pararse ante él sino por la mañana y por la noche, no sea cosa que su honor sobrepase al del Cielo.
[] -- , ; , , , . , -- " " ( ,), . 10 Uno ha de pararse ante alguien extremadamente anciano, a pesar de que no sea un sabio; e incluso un niño sabio ha de pararse ante alguien extremadamente anciano, sin embargo no es menester erguirse totalmente sino lo suficiente como para exaltarle. Incluso ha de exaltarse a un anciano gentil y ofrecerle una mano para apoyarse, como está escrito: "Ante la vejez te levantarás" (Lv. 19:32), refiriéndose a toda vejez.
[] -- , . , . , , " - , ; , " ( ,). 11 Los sabios no salen a ocuparse de construcción ni excavación alguna de la ciudad con el pueblo, ni a nada por el estilo, para no ser oprobiados ante los ignorantes. Tampoco se les impone contribución alguna ni para construir las murallas o reparar los portones o remunerar a los guardias o algo por el estilo, ni tampoco para el tesoro del rey. Tampoco se les exige pagar impuestos tanto si se tratara de urbanos generales como si se tratara de los exigidos a cada ciudadano, como está escrito: "Aun si estuvieran en manos de los gentiles ahora les recogeré; estando un poco enfermos debido a la carga del rey y los ministros." (Ver Os. 8:10).
, ; , . , -- . 12 Asimismo si tuviera el Sabio mercadería se le deja vender primero y no se le deja a nadie del mercado vender hasta que él lo haga. Asimismo de tener un litigio y estar entre otros muchos litigantes se le da prioridad y se le sienta.
[] , : , -- " , , , " ( ,), . , "- " ( ,)-- . -- , " -' " ( ,). 13 Es una gravísima transgresión deshonrar a los Sabios u odiarlos. No fue destruida Jerusalem hasta que deshonraron en ella a los talmidé jakhamim, como está escrito: "Mas oprobiaban a los mensajeros de Dios, despreciando Su palabra, burlándose de Sus profetas" (2 Cro. 36:16), es decir que ignominian a quienes enseñan Sus palabras. Asimismo aquello que dijera la Torá: "Aborreciendo Mis decretos" (Lev. 26:15). Si despreciarais a quienes enseñan Mis decretos. Todo aquel que deshonra a los Sabios no tiene parte en el Mundo Venidero considerándosele como a aquel “que oprobió la palabra del Señor” (Num. 15:31).
[] , -- , -- , , , . , -- , ; -- , . 14 A pesar de que quien deshonra a los Sabios pierde su parte en el Mundo Venidero, de haberse presentado testigos de tal ignominia, incluso tratándose de hechos, debe alejársele, procediendo a hacer tal cosa el Bet Dín públicamente y multándole con “litra” de oro que se le entrega al Sabio. A aquel que deshonra con sus acciones a un Sabio, incluso después de muerto, el Bet Dín le aleja, anulando el decreto si se arrepiente, pero si estuviera vivo el Sabio no ha de anulársele hasta que se disculpe ante aquel debido a quien le alejaron.
, , , ; , . , . , . 15 De hecho el Sabio mismo separa a un ignorante que le haya humillado, no necesitando ni testigos ni advertencia; no anulándosele hasta que se haya disculpado ante el Sabio. De haber muerto el Sabio vendrán tres a anulárselo. El Sabio tiene derecho a excusarle no separándole si así lo desea.
[] , ; , , , . , ; , . , ; , . 16 Si un Rabino separa debido a su honor ésto obliga a todos sus alumnos respecto del separado; pero si un alumno separa debido a su honor éso no obliga al Rabino respecto del separado, pero sí obliga a todo el pueblo. Un separado debido al “Nasí” lo es respecto de todo Israel, un separado debido a Israel no lo es respecto del “Nasí”. Un separado respecto de su ciudad lo es respecto de otra; pero un separado respecto de otra ciudad no lo es respecto de la suya.
[] , . -- , , , . 17 ¿A qué caso se hace referencia? al de quien fuera separado por oprobiar a Talmidé Jakhamim, pero respecto de quien fuera separado debido a cualquier otra cosa que demanda Nidúy, incluso de haberle separado el más insignificante de los israelitas, debe ,tanto el Nasí como todo Israel, relacionársele según el Nidúy hasta que se arrepienta de aquello que lo provocó y le sea anulado.
, ; : () , ; () ; () ; () , ; () , ; () , ; () , , ; () , ; () , ; () , ; () , ; () ; () , ; () ; () ; () ; () ; () ; () ; () ; () ; () , , , ; () ; () . 18 Debido a veinticuatro causas se separa tanto a un hombre como a una mujer, se trata de: 1) quien oprobia a un Sabio aunque ya haya fallecido; 2) quien humilla a un Sheliaj Bet Dín; 3) quien llama a un prójimo esclavo; 4) quien desdeña cualquiera de las Divré Soferim, siendo innecesario referirse a Divré Torá; 5) a quien se niega a comparecer ante un Bet Dín en la fecha que éste le fijó 6) a quien se niega a cumplir con su Dín se le separa hasta que ceda; 7) a quien posea algo dañino como un perro malo o una escalera defectuosa se le separa hasta que lo retire; 8) a quien venda tierra a un gentil se le separa hasta que acepte todo perjuicio que le sea ocasionado a su prójimo israelita dueño del terreno lindante; 9) a quien testimonie contra un israelita ante un tribunal gentil que le quita su dinero debido a su testimonio, no según el Dín de Israel, se le separa hasta que pague; 10) a un matarife Kohén que no separa las Matanot y se las da a otro Kohén se le separa hasta que lo haga; 11) a quien profane el Segundo Día de las Festividades, a pesar de ser una costumbre; 12) a quien realiza una tarea en víspera de Pesaj después de Jatsot; 13) a quien menciona el Nombre del Cielo en vano o al prometer nonadas; 14) a quien provoca que las multitudes profanen el Nombre; 15) a quien provoca que las multitudes coman Qodashim afuera; 16) a quien calcula años y fija meses en el extranjero; 17) a quien obstaculiza a un ciego; 18) a quien evita que las multitudes cumplan con un Precepto; 19) a un matarife que produjo una Terefá 20) a un matarife que no requirio que un Jakham le chequeara su cuchillo; 21) a quien provoca una erección adrede; 22) a quienes se hayan divorciado y se hayan asociado o realizado negocios entre ellos, que les demandan relaciones constantes, al presentarse ante un Bet Dín éste les separará 23) a un Jakham de mala fama ; 24) a quien separa a alguien que no se lo merecía.

| Todo el Mishné Torá | El Libro de la Ciencia | Las Leyes del Estudio de la Torá | Todos los capítulos |
Capítulos : 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

¿Tiene Ud. alguna pregunta? ¡Le invitamos a formulárnosla!