"
| Todo el Mishné Torá | El Libro de la Ciencia | Las Leyes de Comportamiento Según la Torá | Todos los capítulos |
Capítulos : 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7


Las Leyes de Comportamiento Según la Torá

Capítulo Uno

, : , ; , -- , . , . , ; , . 1 Todos los seres humanos poseen cualidades diferentes y enormemente distantes las unas de las otras. Algunos son irascibles, siempre se enfadan; y algunos son apacibles, no enfadándose en absoluto, y si lo hacen, se enfadarán muy poco cada tantos años. Algunos son extremadamente soberbios mientras otros son muy sumisos. Algunos son viciosos, no satisfaciéndose su alma de vicios; y algunos son extremadamente virtuosos, no deseando ni siquiera aquellas cosas ínfimas que el cuerpo necesita.
, , " - " ( ,); , , . 2 Algunos son ambiciosos, no satisfaciéndoles ni siquiera todo el dinero del mundo, como se lo expresara al decir: "Quien ama el dinero, no se hartará del dinero" (Qo. 5:9); y algunos son mesurados, bastándoles incluso las cosas que no les fueran suficientes y optando por no obtener todas sus necesidades.
, ; , . -- , , , , , . 3 Y algunos se atormentan hambreándose y acumulando para no comer siquiera un céntimo propio sino con gran pesar. Y algunos derrochan adrede. Y asimismo varían el resto de las personalidades como la del desmadrado y la del afligido, la del avaro y la del generoso, la del cruel y la del compasivo, la del cobarde y la del valiente, y así sucede con las restantes.
[] , . -- , ; , ; , , , . 4 Entre cada una de las cualidades opuestas existen otras intermedias distantes de igual manera la una de la otra. En todos los casos, algunas le son innatas a una persona según la naturaleza de su cuerpo; mientras hay otras que corresponden por naturaleza a cierta persona y en el futuro las adquirirá con mayor facilidad que al resto y hay otras que no le son innatas a una persona sino las aprendió de alguien o se predispuso a ellas por sí mismo, por propia reflexión, o escuchó que ella es buena y es apropiado adquirirla y se condujo a su son hasta que se la apropió.
[] , ; , . , , , -- , . 5 Las actitudes extremadamente alejadas la una de la otra que forman parte de cada cualidad, no son las correctas, no siendo adecuado ni que una persona se comporte a su son ni que las adquiera. Y de hallarse naturalmente inclinado a una de ellas o predispuesto a la misma o si ya la hubiese adquirido y se comportó a su son, retornará al bien y seguirá la senda de los buenos que es el camino recto.
[] -- , ; , . , , . 6 La senda recta es la actitud intermedia de cada cualidad de entre las que posee un hombre; siendo ella la actitud que se halla a igual distancia de las extremas, no hallándose ni más próxima a la una ni a la otra. Por lo tanto ordenaron los Sabios de la antigüedad que el hombre siempre sopese sus actitudes, las evalue y las encamine por el sendo medio para que alcance la perfección.
-- , ; : , . 7 ¿Cómo se entiende eso? que no sea uno ni irascible, enfadándose fácilmente, ni como un muerto carente de sentimientos; sino equilibrado. No enfureciéndose sino debido a algo tremendo que lo justifica, para así evitar hacer algo semejante en otra ocasión.
, "--, " ( ,). , "-, " ( ,). , , , . , , , . . , . 8 Asimismo no deseará sino las cosas imprescindibles para la subsistencia del cuerpo, tal como está escrito: "El justo come para satisfacer su alma" (Pr. 13:25). Asimismo no se ocupará de su tarea sino para obtener lo necesario para subsistir, tal como está escrito: "Es mejor lo poco del justo" (Sal. 37:16). No acumulará excesivamente ni derrochará su dinero sino será caritativo según sus posibilidades, prestándole adecuadamente a quien lo necesite. No será ni desmadrado ni eufórico, ni triste ni afligido, sino feliz tranquilamente todos sus días, portando un buen semblante. Asimismo respecto del resto de sus cualidades, siendo tal la senda de los sabios.
, ; [] , . 9 Toda persona cuyas cualidades son las medias promedias, es llamado sabio y aquel que es extremadamente riguroso consigo mismo, apartándose de toda cualidad media un poco hacia un lado o hacia el otro, es llamado “hasid”.
: , -- ; . , -- ; . , . : , ; . 10 ¿Cómo se entiende eso? quien se aleje de la soberbia al extremo y sea extremadamente sumiso será llamado “jasid” ya que eso caracteriza a la “jasidut”. Si, sin embargo, sólo se aleja medianamente, siendo humilde, será llamado sabio, ya que eso caracteriza a la sabiduría. Y, asimismo, respecto del resto de las cualidades. Los antiguos “jasidim” corregían sus cualidades del medio hacia ambos extremos, en algunos casos hacia el último extremo y en otros hacia el primero; denominándose eso “allende lo exigido”.
, , ", " ( ,). [] : , ; , ; , . , -- , . 11 Se nos ordena comportarnos según tales puntos intermedios ya que esos son los buenos y correctos, como está escrito: "y anduvieres por Sus caminos" (Dt. 28:9). Habiéndonos enseñado la explicación de este Precepto así:“tal como Él es Compasivo, también tú ¡se compasivo!; tal como Él es Misericordioso, también tú ¡se misericordioso!; tal como Él es Santo, también tú ¡se santo!” Por tal motivo le llaman los profetas a Dios utilizando tales motes, “de lenta cólera y gran piedad, justo y recto, íntegro, poderoso y fuerte” y otros por el estilo; para recalcar que esas son cualidades buenas y correctas, debiendo el hombre acostumbrarse a ellas y parecérsele según su capacidad.
[] -- , , , . 12 Y ¿cómo se acostumbrará un hombre a tales cualidades hasta apropriárselas? se comportará una y otra vez, y por tercera vez, según tales cualidades intermedias, y las reiterará continuamente hasta que su práctica le resulta fácil y carente de esfuerzo, fijándosele las mismas en su ser.
, , , '. , " , - - , ', " ( ,). 13 Y como esos nombres por los que se conoce al Creador representan al camino intermedio por el cual debemos andar, se llama tal camino “El Sendero de ha-Shem”. Siendo tal el que le enseñó Avraham, nuestro padre, a sus hijos, como está escrito: "Ya que le conocí para que le ordene a sus hijos y toda su casa que observen el camino del Señor comportándose recta y justamente" (Gn. 18:19).
, , ", ' -, -, " ( ,). 14 Y quien sigue tal sendero obtiene para sí un bien y una bendición, como está escrito: "para que el Señor le dé a Avraham aquello que mencionó" (Gn. 18:19).

| Todo el Mishné Torá | El Libro de la Ciencia | Las Leyes de Comportamiento según la Torá | Todos los capítulos |
Capítulos : 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

¿Tiene Ud. alguna pregunta? ¡Le invitamos a formulárnosla!