"
| Todo el Mishné Torá | El Libro de la Ciencia | Las Leyes de Comportamiento según la Torá | Todos los capítulos |
Capítulos : 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7


Las Leyes de Comportamiento según la Torá

Capítulo Cinco

, -- , : , . 1 Así como se le distingue al “Jakham” por su sabiduría y por sus cualidades ya que le diferencian del resto del pueblo; debe asimismo distinguírsele por sus acciones, su comer y beber, su modo de cohabitar y de hacer sus necesidades, su modo de hablar y andar, su vestimenta y su administración financiera, y su modo de negociar. Siendo todas esas acciones agradables y extremadamente correctas.
-- , , . , ; , " -, " ( ,)-- , . 2 ¿A qué se refiere? un Sabio no será glotón sino come aquello que es bueno para su cuerpo, no comiéndolo exageradamente. No buscará llenar su panza como aquellos que se llenan de alimentos y bebidas hasta que se les hincha la barriga; habiéndo dicho a su respecto la Qabalá: "y esparciré estiercol sobre vuestros rostros, el estiercol de vuestras fiestas" (Ml. 2:3). Dijeron los Sabios: “se trata de las personas que comen y beben convirtiendo sus días en fiestas”.
" , " ( ,). ; , " -, , , " ( ,). , ; , "--, " ( ,). 3 Diciendo ellos: "¡come y bebe que mañana moriremos!" (Is. 22:13). Siendo tal el alimento de los malvados, y tales son las mesas que repudió la Escritura diciendo: "Estando todas las mesas llenas de vomito, estiercol, sin lugar" (Is. 28:8). Sin embargo el Sabio no come sino uno o dos caldos, bastándole comer de él para su subsistencia, habiéndose referido a esto Shelomó al decir: "El justo come para satisfacer su alma" (Pr. 13:25).
[] , . , ; , . , . ; , -- , . , . 4 Cuando un Sabio coma esta pequeñez que le es apropiada, no lo hará sino en su casa a su mesa. No comerá ni en un restaurante ni en un mercado, a menos que sea ello imprescindible, para no deshonrarse ante la gente; tampoco comerá en lo de los ignorantes ni tampoco a esas mesas llenas de “vomito, estiercol”. Ni ha de consumir muchas comidas, ni siquiera con los Sabios. Ni ha de participar de comidas multitudinarias, no siéndole apropiado sino participar de comidas de índole espiritual como un banquete de compromiso y boda, al tratarse de un “talmid hakhamim” que desposa a la hija de un semejante. Los antiguos justos y piadosos no comían nunca de una comida que no fuera la suya.
[] , . , ; , . , , , . 5 Cuando el Sabio bebe vino no lo hace sino para mojar la comida que está en su vientre. Y considérase a todo el que se embriague un transgresor y un repudiable, perdiendo su sabiduría; y si lo hace ante ignorantes, profana el Nombre. Está prohibido beber a mediodía, incluso un poco, a menos que sea parte de la comida ya que tal bebida no embriaga, no hemos de cuidarnos sino del vino posterior a la comida.
[] , : , , . , , -- , . 6 A pesar de que su esposa le está siempre permitida a un hombre, es propio de un “talmid jakhamim” que se comporte con santidad, no hallándose con su mujer como un gallo sino de noche de Shabat a noche de Shabat, de serle físicamente posible. Y cuando “converse” con ella, no lo hará ni al princio de la noche, cuando esté satisfecho y su barriga esté llena, ni a su final, cuando esté hambriento, sino a mitad de la noche, cuando digiera la comida que hay en sus entrañas.
, , ; , " -" ( ,)-- , , . 7 Y no ha de ser extremadamente irrespetuoso ni ensuciará su boca con banalidades, ni siquiera entre él y ella, como lo dice Él en la Qabalá: "y le declara al hombre su conversación" (Am. 4:13). Dijeron los Sabios: “en el futuro ha de darse cuenta incluso acerca de una simple charla entre un varón y su esposa”.
, , ; . ; , -- , . , ; , . 8 No estarán ambos ni bebidos ni ociosos ni nerviosos, ni siquiera uno de ellos. Y ella no estará dormida; y, si ella no quiere, no la forzará. Sino por voluntad y felicidad mutuas. Hablará un poco y jugará con ella un poco para relajarse, y penetrará con pudor, no con osadía, y se apartará inmediatamente.
[] -- , , ; -- , . , -- . 9 Quien acostumbre a comportarse así no solo ha santificado su alma y se ha purificado y corregido sus cualidades sino que los niños que le nazcan serán agradables y vergonzosos, adecuados para la sabiduría y para la jasidut. Y a quien acostumbre a comportarse como el resto del pueblo, que anda en la oscuridad, le nacerán niños como tal.
[] : , . , , , . , ; , , , . , . , . , . 10 Grande es la decencia propia de los Sabios, no se denigrarán, ni descubrirán ni su cabeza ni su cuerpo. Incluso cuando entre al baño será pudoroso no descubriéndose hasta sentarse ni se limpiará con la mano derecha. Se alejará hasta el recinto más interno de una cueva y allí hará sus necesidades; y si lo hiciera detras de un cerco, se alejará para que otros no oigan si estornuda. Y si lo hiciera en un valle, se alejará de modo tal que nadie le vea descubrirse. No hablará al evacuar, ni siquiera por gran necesidad. Tal como es cauto en el baño por la noche lo será durante el día. Uno siempre acostumbrará a evacuar por la mañana y por la noche para que no se aleje.
[] -- , ; , . , . , . -- , . , . 11 Un “talmid jakhamim” no gritará ni chillará al hablar como lo hacen los animales y las bestias; ni elevará excesivamente su voz sino hablará suavemente con todos. Y al hablar suavemente cuidará de no parecer altanero. Se interesará por el bienestar de todos para que todos le aprecien. Juzgará a todos positivamente. Mencionará las virtudes de su prójimo, evitando mencionar lo que le denigra en absoluto. Ama la paz y la procura.
, ; , . : , ; , . . , . 12 Si, dada la situación, sus palabras serían de provecho, las dice, de lo contrario calla. ¿por ejemplo? no apaciguará a su prójimo mientras esté enfadado ni le indagará acerca de su promesa cuando la esté formulando sino aguardará a que se sosiegue y descanse; tampoco le reconfortará mientras su muerto esté ante él ya que permanece abrumado hasta el entierro. Y asimismo respecto de cosas por el estilo. Tampoco ha de aparecérsele a su prójimo cuando esté errando sino hará como si no le viera.
, . -- , , . , . 13 No alterará sus palabras ni añadiéndoles ni menguándoles sino debido a la paz o algo por el estilo. La regla general es: “que no hable sino acerca de propiciar el bien o de sabiduría y cosas por el estilo”. Y no ha de dialogar con un mujer en público incluso si se tratará de su esposa, su hermana o su hija.
[] , " , " ( ,); , " , " (). 14 Un “talmid jakhamim” no andará erguido y cuellierguido, tal cual está escrito: "andando cuellierguidas y mirando atrevidamente" (Is. 3:16). Ni andará a pasos cortos como las mujeres y los altaneros, tal cual está escrito: "andando ritmicamente y haciendo sonar los adornos de sus pies." (Ibídem).
, . ; , . 15 Ni correrá en lugares públicos, comportándose alocadamente. Tampoco se encorvará como los jorobados sino mirará hacia abajo como lo hace al orar, caminando normalmente como un hombre preocupado por sus asuntos.
, , ; , "- , ; , " ( ,)-- . 16 Incluso el andar de un hombre indica si se trata de un sabio juicioso o de un necio e ignorante, así lo dijo Shelomó en su sabiduría “Y aún al emprender su camino el necio, falto de corazón, les dice a todos que es un necio. (Qo. 10:3). Les anuncia a todos, acerca de sí mismo, que es un necio.
[] , ; . , , , -- . 17 La ropa de un “talmid jakhamim” es agradable y limpia; prohibiéndosele que se halle en ella una mancha o un pringón o algo por el estilo. Tampoco ha de vestir ropa regia como la de oro y púrpura que atrae las miradas ni ropa de indigentes que oprobia a quien la lleva sino prendas regulares agradables.
, . , , ; , . , , , . , ; , . 18 No se le verá la carne por debajo de sus prendas como sucede con las prendas de lino muy livianas que hacen en Egipto. Tampoco han de estar sus prendas arrastrándose por el suelo como las de los orgullosos sino hasta su talón; y su manga hasta las puntas de los dedos. Tampoco ha de bajarse la ropa superior, ya que parecería un orgulloso, sino solo en Shabat, de no tener que ponerse. Tampoco ha de calzar calzados remendados como una prenda con remiendo sobre remiendo, en verano; pero en invierno le está permitido, de ser pobre.
, ; . , . , . , . 19 No saldrá perfumado al mercado ni con ropa perfumada ni se perfumará el cabello, pero si se perfumó para quitarse hedor le está permitido. Tampoco saldrá solo por la noche a menos que tenga un horario fijo para su estudio. Todo esto debido a la sospecha.
[] , , , . 20 Un “talmid jakhamim” administra sus bienes juiciosamente, come, bebe y alimenta a su familia según sus bienes y su éxito, no exigiéndose exageradamente.
, , "- " ( ,). ; , . 21 Los Sabios ordenaron, como buen proceder, que no comiese uno carne sino por atetito, como está escrito: "ya que desea tu alma comer carne" (Dt. 12:20). Le es suficiente al sano comerla cada víspera de Shabat; y de ser rico como para comerla cada día, lo hará.
, , ; , . 22 Ordenaron los Sabios diciendo “siempre comerá uno menos de lo que le corresponda según sus bienes y se vestirá según le corresponda y honrará a su esposa e hijos allende sus posibilidades ”.
[] , , , -- "- - , . . . - . . . - " ( ,-). 23 Los hombre sensatos primero adquieren una tarea que les sustente, luego se compran una vivienda y luego desposan a una mujer; como está escrito: "¿quién es el varón que ha plantado una viña y no la ha disfrutado...que ha construido una casa nueva...que se ha comprometido con una mujer?". (Vea Dt. 20:5-7).
, , , ; , " . . . . . . " ( ,)-- , . , " -, ; ', " ( ,). 24 Empero, los necios desposan a una mujer y luego, si lo lográn, compran una casa y luego, al final de sus días, procurán una labor o se sustentan de la limosna; habiéndolo dicho Él en las maldiciones: "Te comprometerás con una mujer...construirás una casa...plantarás una viña" (Dt. 28:30). Es decir “¡qué tus acciones sean contrarias!” para que tu camino sea un fracaso. Mas al bendecir Él dice: "David alcanzaba todas sus metas ya que el Señor estaba con él" (1 S. 18:14).
[] , . , ; , ; , . : -- , . 25 Le está prohibido a uno desapropiarse de todas sus posesiones o consagrarlas convirtiéndose así en una carga para los demás. No venderá un campo y comprará una casa; ni una casa y comprará bienes muebles o comerciará con las ganancias por su casa; pero puede vender bienes muebles y comprar un campo. La regla es que su meta sea el éxito de sus posesiones, no un breve bienestar pasajero o un poco de placer para luego perder mucho.
[] , : , . , ; , . . , . 26 Los “talmidé jakhamim” comercian veraz y fielmente. Niega o reafirma según corresponda. Es escrupuloso consigo mismo respecto de las cuentas a la vez que les da y cede a otros cuando les compra no siendo esctricto con ellos. Paga su compra al instante. No se convierte ni en garante ni en agente ni se inmiscuye en conseciones.
, , , . , ; , . , . 27 Se obliga a sí mismo al negociar, aunque la Torá le exima, para que cumpla con su palabra, no alterándola. Y si otros le han resultado culpables en un juicio, les será paciente y les perdonará; y presta y es piadoso. No le rivalizará a otro en su oficio ni apenará a nadie en el mundo.
-- , ; , . , " , ---, - " ( ,). 28 La regla es que sea de los perseguidos y no de los perseguidores; de los ofendidos y no de los ofensores. Y acerca de una persona que se comporta según lo descripto, y acciones semejantes, dice la Escritura: "Tú eres mi siervo Israel, en tí me glorificaré" (Is. 49:3).

| Todo el Mishné Torá | El Libro de la Ciencia | Las Leyes de Comportamiento según la Torá | Todos los capítulos |
Capítulos : 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

¿Tiene Ud. alguna pregunta? ¡Le invitamos a formulárnosla!